jueves, 28 de marzo de 2013

Sopa de peras y fresas con kuzú



Con la llegada de la primavera, nuestra cocina se impregna de nuevos colores, sabores y esas frescas fragancias que nos invitan a crear sabrosas recetas que aportan vitalidad a nuestro organismo. Por esta razón hoy os presento un postre, dedicado a aquellos que piensan que los macrobióticos sólo comemos arroz integral y algas. Una receta muy sencilla que se prepara en sólo unos veinte minutos con unos resultados muy óptimos. Porque cuando se trata de cocinar, las barreras sólo existen en nuestra mente, así que si somos capaces de liberarnos de las mismas podremos crear recetas brillantes, nutritivas y muy sanas con infinidad de diferentes ingredientes!
Teniendo en cuenta la estación en la que estamos, utilizaremos como base la pera y la fresa, dos frutas que ahora pueden utilizarse aprovechando toda su energía, combinando sus sabores a la perfección.
Y ya antes de pasar a la acción, quisiera dedicar esta receta a Beatriu Alabart, una de mis primeras maestras de macrobiótica y autora de esta efectiva receta que gracias a sus enseñanzas ahora yo os presento con gran ilusión.

INGREDIENTES ( para cuatro personas)
(A ser posible de procedencia ecológica y local)

4 Peras
10 Fresas de temporada (esto es muy importante, porque la piel de la fresa al ser muy fina es muy sensible a los químicos que se utilizan  para fumigar en las grandes explotaciones no ecológicas, por ello es importante que las fresas sean siempre de temporada y de procedencia ecológica).
1 Vaso de zumo de manzana o de uva
1-2 Cucharadas soperas de Kuzú
Pasas de corinto
Canela en polvo (opcional)
Sal

ELABORACIÓN

1.  En primer lugar, pelaremos bien las peras y las cortaremos en unos seis trozos cada una, eliminando a su vez las semillas de su parte central.

2. En una olla dispondremos las peras cortadas y añadiremos un puñado de pasas de corinto y agua hasta que las peras queden como si flotaran encima del agua, es decir muy poca agua.

3. Tiramos una pizca de sal (sin pasarnos) y cocinamos durante unos diez minutos a fuego medio.

4. Pasados los diez minutos, añadimos el vaso de zumo de manzana o uva y cocinamos durante unos diez minutos más.

5. Mientras disolvemos entre una y dos cucharadas de kuzú en un poco de agua utilizando un vaso a parte y una vez disuelto, se lo añadimos al resto a la vez que removemos con mucho cuidado.
El kuzú, entre sus muchas propiedades digestivas es un fabuloso espesante para sopas, postres y otros menesteres culinarios. En este caso a medida que vaya tomando temperatura, observaremos como la mezcla liquida de nuestra receta va espesando a la vez que toma una apariencia gelatinosa.

6. Una vez tenga la textura deseada, presentamos en un plato nuestra receta y le añadimos algunas fresas de temporada cortadas a mitades, con las que aportaremos un toque de color y sabor a nuestro postre.

7. De forma opcional podemos añadir también un poco de canela en polvo, pero no es necesario en absoluto.

Buen provecho!!

Gasho!!

Sergi Gámez

(Fotos y texto por Sergi Gámez)









No hay comentarios:

Publicar un comentario