sábado, 21 de septiembre de 2013

El café de cereales, una alternativa que merece la pena tener en cuenta



Cada vez, hablo con más personas que confiesan ser esclavos del café. Como si de una relación amor odio se tratara. Por lo normal la mayoría de ellos saben que el café es muy poco saludable y desearían prescindir de él, pero por la contra, admiten ser totalmente adictos, y no se sienten capaces de abandonarlo.
No puedo hablar desde mi propia experiencia, ya que por suerte nunca me gustó el café ni sentí ningún tipo de atracción por el mismo, pero si he presenciado sus nocivos efectos en algunas personas próximas, que al dejarlo pasaron varios días al borde del colapso. Esto ya de entrada es un claro indicativo de que algo no funciona bien, puesto que cualquier substancia que crea una adicción para nuestro organismo, debe ser automáticamente desechada, ya que de lo contrario, podemos estar seguros de que tarde o temprano nuestro cuerpo nos lo hará saber.
Por esta razón, a pesar de que en su día ya publiqué un artículo con algunas alternativas al café, hoy he creído conveniente presentar otra posible opción muy interesante, el "café de cereales", sin duda la mejor alternativa que conozco, para aquellos que no acaban de sentirse cómodos con el té y resto de infusiones.
Aunque su sabor dista mucho del café de toda la vida, en mi opinión todo es acostumbrarse y en muy poco tiempo ya estarás agradeciendo el cambio, porque no nos engañemos, a pesar de llamarse de forma similar, el café de cereales aporta una serie de ventajas que merece la pena valorar.

1. No lleva cafeína: Aspecto a tener en cuenta, ya que nada que altere el curso vital de nuestro organismo es saludable para el mismo. Por esta razón, todas aquellas substancias que en un momento dado nos aportan un exceso de vitalidad, pocos segundos más tarde nos abandonarán, creándonos una más que apreciable dispersión y falta de concentración, de la misma forma que sucede con los azucares refinados.

2. Es muy tonificante y un perfecto aliado para luchar contra las digestiones más complicadas, siendo a su vez perfecto para aquellas personas que tienen problemas de estreñimiento. 

3. Su elevado contenido en cereales, nos aporta también una gran vitalidad y energía, mucho más fiable y duradera que la proporcionada por el café convencional.

4. No crea ningún tipo de adicción, y suele estar preparado a partir de cereales tostados de procedencia ecológica, libres de químicos, conservantes y edulcorantes industriales.

5. Acompañados de alguna bebida vegetal de calidad, como la bebida de arroz o avena, puede resultar realmente efectivo para iniciar el día a tope!

Lamentablemente, no conozco ninguna marca de café de cereales apta para celíacos, ya que todos los que he visto, se componen de cebada u otro cereal rico en gluten, aunque no descarto la posibilidad de que a día de hoy, ya se comercialice alguna variedad de este tipo de café, apta para todos.

En todo caso, espero que este pequeño artículo sirva para que algunas personas le den como mínimo una oportunidad a esta alternativa tan saludable, que  acabará por dejar al clásico café, fuera de juego!

Un saludo y seguimos camiando  rumbo al cambio!

Gassho!

Sergi Gámez

(Fotos: Sergi Gámez)


3 comentarios:

  1. A mi me encanta desayunar mi café de cereales con leche de avena o de arroz, tenía dudas de si lo estaba haciendo bien; después a la hora del desayuno, mi cremita de arroz con un chorrito de tamari, gracias por este artículo!!!

    ResponderEliminar
  2. Lo haces perfecto y esa crema que comentas será una gran ayuda para poder afrontar la jornada sin déficit de energía!!!
    Felcidades y a por todas!

    ResponderEliminar
  3. En el Salvador donde puedo encontrar estos tipos de cafe
    Doris R.

    ResponderEliminar