lunes, 4 de marzo de 2013

Coca de cereales, canela y pasas de corinto (Pan Ohsawa)



Aquí os dejo una receta muy interesante por diversas razones. En primer lugar se trata de una receta elaborada a partir de un clásico dentro de la macrobiótica, el llamado “pan Ohsawa” (en honor a su creador y padre de lo que hoy conocemos como macrobiótica Georges Ohsawa), elaborado a base de cereales y harinas integrales. Y en segundo lugar o comentar, que a partir de  esta receta , podemos crear infinidad de variedades de la misma, aptas para cada ocasión, desde acabados más salados, otros más dulces e incluso, una vez horneada, podemos utilizarla como base para pizzas u otros menesteres culinarios. Pero el aspecto más importante de esta receta, reside en su alto poder energético y nutricional, que la hace perfecta para respaldar nuestros desayunos, travesías de montaña o incluso, apta para deportistas por su elevado valor energético.


INGREDIENTES
( A ser posible de procedencia ecológica y local)

En esta ocasión, me referiré a las cantidades en medidas, así que debemos tomar una misma medida y utilizarla siempre para todos los ingredientes que la pidan, ya sea un vaso, una taza, tazón u otro recipiente.

2 medidas  de harina de espelta
Semillas de girasol  ( sin tostar)
Semillas de  sésamo ( sin tostar)
1 medida de copos de avena
1 medida de cereal integral previamente cocido ( arroz integral, mijo, trigo sarraceno, bulgur, cebada...)
2 medidas de agua mineral
Aceite de oliva virgen de primera presión en frío.
Canela en polvo
Pasas de corinto
Sal marina atlántica.




ELABORACIÓN

1. En primer lugar, pondremos el horno a precalentar y buscaremos un recipiente bastante generoso, donde mezclaremos todos los ingredientes que conformarán la piedra angular de nuestra masa. En el mismo, empezaremos por volcar una medida de cereal previamente cocido. Puede ser algún resto de cereal que nos haya sobrado de alguna cocción o comida anterior ( arroz integral, mijo, trigo sarraceno, bulgur, cebada...).

2.  Acto seguido, volcaremos en el mismo recipiente una medida de copos de avena crudos, dos medidas de harina de espelta u otra (sarraceno, centeno...), un poco de sal, un puñado de pasas de corinto, un puñado de semillas de girasol y otro de semillas de sésamo crudas ( pues las mismas se tostarán durante el horneado).

3.  Mezclamos  bien todos los ingredientes, y tiramos un buen chorro de aceite de oliva virgen por encima de toda la mezcla, a la vez que seguimos removiendo todos los ingredientes, hasta conseguir una mezcla uniforme.

4. Una vez mezclados bien los ingredientes anteriores, tiraremos unas dos medidas de agua de forma gradual. ( es decir, añadiendo el agua a la vez que removemos y observando como la masa va absorbiendo la misma y nos va pidiendo más de forma natural, pues dependiendo de la mezcla y las cantidades que la componen, puede pedirnos más o menos agua).



5.  Una vez tengamos todos los pasos anteriores realizados, dejaremos reposar nuestra mezcla durante unos cinco minutos.

6.  Cogeremos  la bandeja del horno y la impregnaremos por completo de aceite de oliva, esto nos facilitará el poder sacar la coca de la bandeja una vez horneada, de lo contrario podemos tener muchos problemas .

7.  Tiraremos toda la mezcla de ingredientes encima de la bandeja del horno, y con ayuda de una espátula de madera, expandiremos la masa por toda la bandeja, creando un grosor de no más de medio centímetro, esto nos permitirá conseguir una textura más crujiente. 
Como apunte importante, para evitar que la espátula se enganche en la masa, pondremos un vaso con agua e iremos mojando la misma dentro para humedecerla.

8.  Una vez expandida la masa, tiraremos las pasas de corinto por encima, algunas semillas más de girasol y sésamo, espolvoreando finalmente canela en polvo por toda la superficie.

9.  Introducimos la bandeja en el horno, durante unos cuarenta minutos a 200º, seleccionando la posición del mismo, que nos permita hornear tanto arriba como abajo a la misma vez.

10.  Transcurrido el tiempo de horneado, sacaremos la bandeja del horno y con mucho cuidado y el accesorio adecuado despegaremos la coca de la bandeja y la cortaremos al gusto dejándola así lista para servir.

Quisiera aclarar, que si quisiéramos hacer propiamente Pan Ohsawa al estilo tradicional, sería todo igual, pero prescindiríamos de las pasas y la canela, quedando puramente sólo elaborada a base de cereales y harinas.



Buen provecho!!

Gassho!

Sergi Gámez






3 comentarios:

  1. uuumm...que rico, lo acabamos de hacer en casa y está buenísimo, gracias por compartir la receta, un fantástico take away, gracias por compartir!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola, muchas gracias por compartir la receta.
    Las he hecho este fin de semana y muy ricas pero al dia siguiente estan super duras y se comen con dificultad, ¿sabrian decirme por que?, muchas gracias por la atención

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por vuestros amables comentarios y perdonad mi demora en contestar, pero hasta este momento, este blog estaba técnicamente en periodo vacacional ;-)
    Esta semana que viene vuelvo a la carga con más ganas de nunca!!
    Angela Rubio, es totalmente normal lo que te ha sucedido y lo mismo sucede con los xapatis que subí en otra receta.
    La razón es simple, la industria nos sirve cientos de productos inflados de conservantes, apelmazantes y otros químicos muy nocivos para nuestro organismo. Los mismos son los encargados de que puedan durar en el mismo estado durante bastante más tiempo que aquellas preparaciones llevadas a cabo por nosotros mismos en casa. Pero la diferencia es que a la larga, esos químicos. se acumulan y estancan en nuestro organismo provocando muchas de las enfermedades que hoy puede ver en la sociedad.
    Mi consejo es que siempre hay que cocinar lo más al día posible y sólo aquello que vayamos a comer al momento. Así que no hay solución para lo que preguntas, porque es una reacción, que forma parte de la naturaleza de la masa con la que e prepara esta receta.
    Yo siempre hago este pan para comerlo al día y si me sobra, ya doy por sentado que no estará igual al día siguiente.
    De todas formas, te lo aconsejo y mucho, es una buena alternativa a las barriitas energéticas de cereales que venden en los supermercados infladas de azúcares y otros!!!
    Un saludo a ambas y gracias por preguntar!!

    Sergi Hogaku

    ResponderEliminar