jueves, 27 de febrero de 2014

Un encuentro casual, donde brilla la luz...



Saludos a todos/as !!

Antes de nada, quisiera pedir disculpas por no actualizar más a menudo este espacio, pero como muchos de vosotros sabéis, este blog es fruto de mi ilusión por ayudar a todas esas personas que quieren dar un giro a su vida, mirando hacia un horizonte  repleto de bienestar y nuevos sueños por alcanzar.  Pero desgraciadamente, he de combinar esta pasión con mi trabajo, estar junto a mi familia, mis estudios y otras pasiones como la música. Y es por esta última, que llevo ausente algunas semanas, ya que desde los cinco años no he podido separarme de mi piano y ahora estoy en proceso de componer un nuevo disco, así que casi no tengo tiempo para nada hasta que no termine la grabación de algunos temas en mi estudio.
Todo y así, hoy quería escribir unas lineas en relación a un suceso curioso que ha tenido lugar esta misma mañana mientras me disponía a tomar mesa en el restaurante "Macrobiotic Zen" de Barcelona, un lugar que frecuento siempre que puedo, sobre todo cuando voy a Barcelona para proseguir con mis estudios de dietética oriental y cocina terapéutica.
Justo antes de tomar asiento, una mujer se me acercó y me pregunto si me llamaba Sergi, a lo que sorprendido, contesté  que sí y acto seguido me confesó ser una gran seguidora de este blog, a la vez que me daba las gracias por todo lo que hacía para ayudar a las personas sin ánimo de lucrarme al efecto, ya que al parecer ella misma había seguido muchos de los consejos que aquí se han dado, así como cocinado muchas de mis recetas ( sin duda todo un honor para mi).
Lo cierto, es que me alegré mucho de tal encuentro y tuve la oportunidad de charlar largo y tendido con esta gran persona de la que hoy os quiero hablar, porque creo que todos podemos aprender mucho de su experiencia, y como he dicho en cientos de ocasiones, este blog es mucho más que un puñado de recetas, siendo más un espacio de expansión de nuestra conciencia y bienestar físico y mental.
Al parecer, esta mujer sufrió fibromialgia y fatiga crónica durante un largo tiempo, en el que observaba como la vida se escapaba ante sus ojos, privada de gozar de la plenitud, de aquel que quiere vivir sin barreras ni ataduras.
Cansada de ver como la medicina convencional carecía de los recursos para ayudarla, decidió dar un paso valiente y firme, cambiando su alimentación, rumbo hacia la macrobiótica.
Por lo que me contaba, no me queda duda que los principios no fueron fáciles, cuando se sintió perdida entre tantos nuevos ingredientes, estilos de cocción y otros menesteres propios de esta filosofía de vida. Pero finalmente con una firme convicción y una voluntad de hierro, salió adelante y a día de hoy ya no padece fibromialgia ni fatiga crónica, todo un milagro, producto del poder que todos tenemos en nuestro interior, capaz de curar lo incurable y alcanzar lo inalcanzable...

Con este escrito, hoy quisiera dirigirme a todos aquellos lectores, que estén pasando por alguna dura enfermedad, y decirles con el corazón en la mano, que nada en la vida es imposible. Las barreras tan solo existen porque nosotros mismos las levantamos, así que sólo nosotros podemos derribarlas si así lo decidimos. Todo lo que nos sucede en esta vida forma parte de un proceso de aprendizaje y hemos de ser capaces de extraer toda la sabiduría que alberga en su interior, como nuestra querida amiga, a la que le mando un fuerte abrazo y le digo con una sonrisa en mi rostro, que nuevamente hoy dormiré con la sensación de que todo el esfuerzo tiene su recompensa, y que espero que muchas personas más como tú puedan seguir brillando a lo largo de este camino hacia la felicidad, puesto que vuestra luz nos alumbra a todos.

Buenas noches a todos y en breve nuevas recetas y artículos para todos!!

Gassho!

Sergi Hogaku










No hay comentarios:

Publicar un comentario