jueves, 31 de enero de 2013

El combinado macrobiótico como pilar fundamental en nuestra alimentación



Hoy no pretendo publicar una nueva receta, pero si quisiera introducir a los lectores de este blog en uno de los mayores pilares de la cocina macrobiótica, y digo pilar, porque si aplicamos  todo lo que voy a explicar a continuación a la hora de preparar nuestro plato, ya de entrada les puedo asegurar que su organismo va a dar un salto de calidad  sin precedentes. Esto será posible a que le vamos a dar todo lo que realmente necesita ni más ni menos, sólo lo indispensable!
Para conseguir este fin la macrobiótica nos  enseña que no todos los nutrientes deben suministrarse sin mas en nuestro plato, ya que contrariamente a ello, todo sigue un orden en nuestro universo y por descontado este orden también es necesario y muy importante a la hora de medir los alimentos que ingerimos.
Por esta razón, existen unas proporciones básicas que siempre deberíamos mirar de respetar y esto lo podemos llevar a cabo preparando un combinado macrobiótico como el que muestra la foto de más arriba.
¿Pero de qué proporciones hablamos realmente?
Para empezar un combinado macrobiótico debería estar compuesto de un 50-60% de granos completos (arroz, trigo sarraceno, amaranto, mijo...), esto es básico, porque serán los encargados de dar a nuestro organismo una energía continuada, durante un periodo de tiempo muy largo. Esto sucede porque los mismos también conocidos como carbohidratos complejos, nos dan dicha energía en dosis pequeñas y ello nos permite estar a nuestro 100% durante mucho tiempo.
Seguro que en alguna ocasión, al sentirnos hambrientos hemos acabado por comer una galleta de chocolate u otro alimento similar... Esto es un grave error, pues quizás sí nos sentiremos bien durante unos minutos, pero en realidad este tipo de productos lo que de verdad hacen es sub-ministrarnos una inyección muy alta de azúcar que además de ser de todo menos buena, pondrá todo nuestro organismo patas arriba!
En segundo lugar nuestro combinado tendría que tener un 20-30% de vegetales de cultivo local y orgánico, donde encontraremos infinidad de vitaminas y nutrientes básicos para nuestro bienestar. Como pueden ver en la foto, la coloración de cada uno de ellos es importante, puesto que cada vegetal nos aporta una vitamina diferente y eso nos viene dado por su color. Sin contar que parte de la digestión empieza al observar un plato y una buena combinación de colores hará más que atractivas nuestras comidas.
En  otro nivel, deberemos añadir entre un 10-15% de legumbres ( Azukis, garbanzos, judías blancas, lentejas...), una proteína vegetal, muy saludable que nos aportará en combinación con el cereal, todos los aminoácidos esenciales que necesita nuestro organismo, sin necesidad de recurrir a la carne y otros derivados de la explotación animal, cargados de hormonas, antibióticos y grasas saturadas letales para nuestro cuerpo.
Ya casi finalizando, no podemos dejar de añadir entre un 5-10% de algas y sopas. En el caso de las algas, estamos ante un súper alimento, que nos provee la naturaleza, cargado de vitaminas, hierro, calcio e infinidad de nutrientes que ni podéis imaginar. Pero además nos ofrecen muchas posibilidades de ser cocinadas, ya que pueden aparecer en nuestras sopas (ejemplo: sopa de miso) o como en la foto, donde cocine alga arame junto con los garbanzos, siendo posible también ponerlas frías junto con la ensalada.
Y opcionalmente podemos acompañar todo esto con una pequeña ensalada verde, sin excedernos, sólo a modo de acompañamiento.

Así, que si llevamos a cabo un plato que se componga de todo lo comentado más arriba, os puedo asegurar que al cabo de unos días, notareis muchos cambios en vuestro organismo!
En el caso de la foto he cocinado:

Cereal: Raviolis de espelta (el cereal siempre debe ser integral, esto es muy importante)

Verdura: Zanahoria, judía verde y coliflor, en este caso cocinadas al vapor todas ellas con una pizca de aceite de sésamo.

Legumbre: Garbanzos ( sobre todo es muy importante cocinar mucho tanto las legumbres como los cereales.

Algas: En este caso cocine alga arame junto con los garbanzos.

Otros: Una ensalada de lechuga, escarola y brotes de alfalfa y todo ello aderezado con gomasio casero al estilo tradicional.

Postre: Huyendo del clásico flan con nata u otra carga desmesurada de azúcar como un pastel o similar, podemos cerrar nuestras comidas con un Té de cultivo ecológico de tres años, por ejemplo un té Bancha, Mu o Kukicha que nos garantizarán una digestión de lujo!
En el caso de querer una pieza de fruta, mejor una manzana o pera y si está previamente horneada ya será aun mejor ;-). Pero nunca el típico plátano u otra fruta cargada de azucares, pues estos tirarán por la borda nuestra anterior combinación plenamente equilibrada.

Así que espero que después de este post, ya tengáis claras, las bases para componer vuestro combinado macrobiótico, dejando para más tarde la combinatoria entre los diferentes alimentos que prefiero explicar en otro artículo ya que no debemos olvidar que la cocina macrobiótica es alquimia pura!

Buen provecho a todos!

Gassho!!

Sergi G

6 comentarios:

  1. Hola...Muy buenas!!Me ha parecido muy interesante este post y tengo un par de preguntas!!....
    La primera es k kiero empezar a meter algas en mi alimentación al igual k germinados...pero no se como xk las algas en sopa x ejemplo me han sido intragables x su fuerte sabor k acapara al resto y los germinados en este caso la alfalfa también me ha pasado algo similar en una ensalada que le añadí.Mi pregunta viene siendo..De k forma puedo añadirlas sin notar tanto su sabor o si hay algún truco...o aderezo para poder comerlos mejor¿?¿
    Y mi segunda-tercera...jeje...es k si después de la comida tomar Té no hace k absorbamos menos hierro¿? y Si las frutas solo pueden ser Manzana o pera...o si tb serviría piña o mandarinas x ejemplo.Muchiiisimas gracias de ante mano!!Un saludo!!

    ResponderEliminar
  2. Buenas noches!!
    Ante todo, no te preocupes por preguntar, para eso he creado este blog, para que entre todos crezcamos juntos ;-)
    Vamos por partes, en primer lugar, el tema de los sabores, siempre puede resultar algo complicado al principio, puesto que nuestro paladar necesita un tiempo para asumir estos nuevos sabores y que acaben finalmente pareciéndonos más apetecibles.
    Pero lo que está claro es que hay unas alga que cuestan menos de entrar que otras y en esto es lo que voy a intentar transmitirte, pero antes un detalle importantísimo, "la cantidad de alga que ponemos a las comidas"!!!
    Las algas, deben consumirse en cantidades muy pequeñas, por dos motivos, uno de ellos porque su sabor es muy intenso y pueden llegar arruinar nuestras recetas si predominan demasiado en las mismas. La segunda razón y en realidad la más importante es que las algas son muy ricas en infinidad de nutrientes y vitaminas, pero a su vez como en todo los excesos pueden resultar no tan buenos como esperamos, por ello comentaba en mi artículo que como mucho deben consumirse entre un 5-10% de total del plato.
    En cuanto a cómo introducirlas, pues te recomiendo que empieces por algas que tengan un gusto no tan intenso, como por ejemplo la arame, para mi una de las más polivalentes, ya que la puedes utilizar en sopas, pasta, estofados e incluso fría en una ensalada. Pero como te digo, coges un pellizco y lo dejas en agua unos 15 minutos, luego lo ,mezclas entre los ingredientes que estés cocinando y verás como casi ni se nota. Yo ahora mismo acabo de poner en el fuego una sémola de verduras y antes he estado cociendo a fuego lento durante diez minutos un poco de esta alga. Ahora tengo una sémola de verduras con alga arame preparada y te aseguro que no notarías casi su sabor.
    Otra alga que me gusta mucho es la Kombu. Sirve para infinidad de cosas, por ejemplo la puede utilizar para cocer legumbre y eliminaras las flatulencias de tu vida. Sólo has de poner una tira de alga Kombu en la olla mientras cueces las legumbres y notarás el milagro en nada ;-). Para añadirla en platos, puedes coger una tira y la haces a tiritas muy pequeñas, como si fueran fideos y después de ponerla en agua durante 15 o 20 minutos la cocinas con el resto y verás como tampoco es tan dura ;-).
    En cambio, una alga que tiene mucho sabor es la Wakame, si te pasas con ella, fijo no te gustará. Se suele utilizar para la sopa de miso y hay que medir muy bien la cantidad que ponemos para no pasarnos de sabor.
    Tercera pregunta respecto a la absorción del Hierro y el té...
    Bueno como bien dices se suele decir que hay que esperar una hora antes de tomar el té porque sino interrumpe el proceso de absorción de algunos minerales y nutrientes, como para con el hierro.
    Pero bueno yo te diré que si tomas té: Bancha o Kukicha esto no sucederá pues son mano de santo, además de estar repletos de buenos propósitos como calcio incluso, ellos harán de tu digestión un paseo por las nubes.
    Bueno no se si te he ayudado en algo, pero en todo caso no dudes en preguntar lo que gustes!!
    Gassho!

    ResponderEliminar
  3. Muchísimas gracias x contestar tan rápido!!
    Pues igual el problema ha sido la cantidad...al igual que no sabía k tenía k remojarlas antes...Probaré entonces a hacerlo así.Para empezar a meter esos nuevos sabores en mi dieta que cantidad en gramos me recomendarías¿?...o empezando ya con un 5% estaría bien¿?
    Luego está el tema de germinados que no es concretamente este post,pero como te he visto la alfalfa pues quise preguntarte.El Limón,el aceite o vinagre les van bien en la ensalada¿?...Hay alguna forma de k no sepan tan fuertes¿?...Y x último la única forma de comerlos es crudo Y/o en ensalada¿?...Esk tenía ganas de hacerlos de lentejas y garbanzos tb!!y no se como empezar a introducirlos.
    Te comento lo de del hierro,xk aunk en principio no tengo grandes problemas con eso,si me ha salido bajo en una analítica y tengo la infusión de ortiga que supongo si tendré k esperar esa hora para tomarla,no?
    Y luego está la pregunta k te hice de las frutas k no me respondiste.Son las k más suelo tomar...de ahí mi pregunta...jeje
    Muchísimas gracias por todo nuevamente!!
    Un saludo!! :D

    ResponderEliminar
  4. Perdona que veo que dejé de contestar algunas cosas ;-)
    Sí, sobretodo la alga en muy pocas cantidades, como te dije un pellizco de ellas, que luego al ponerlas en agua e hidratarse crecen mucho ;-)
    El tema de los germinados, pues estamos ante otro súper alimento que hay que manejar con cuidado, porque como sabes, la semillas al activarse y germinar adquieren una propiedades muy buenas y potentes a nivel nutricional, así que como en todo, mejor no abusar. Yo te recomiendo un poco como ves en la foto de mi plato combinado para acompañar la ensalada.
    Yo los aliñaría como al resto de la ensalada, pero sin pasarse, el vinagre de umeboshi antes que el convencional. Ademas no olvides condimentarlos con un poco de gomasio que le dará un toque muy bueno además de ser muy saludable.
    El tema de las frutas es sencillo. La gran mayoría están cargadas de azucares y eso hará peligrar el equilibrio que queremos para nuestro organismo, por ello no solemos tomar frutas después de las comidas y las desplazamos a otras horas del día. Pero en el caso de tomarlas, la pera y la manzana serían las más apropiadas y menos dañinas. A tu pregunta de la piña, te diré que evitamos tomar frutas de procedencia tropical (kiwi, piña, lima...). La razón es muy simple. Tienes que pensar que la naturaleza es sabia y nos aporta alimentos adecuados para la estación en la que estamos, esto viene dado porque en invierno nuestro cuerpo necesita calor. Las frutas y otros alimentos de origen tropical (tomates, dátiles...) vienen de países donde tienen un clima muy caluroso con altas temperaturas. A ellos la tierra les aporta alimentos que refrescan su cuerpo porque es justo lo que necesitan, pero a nosotros esos alimentos nos aportan frío y sumado a las temperaturas que podemos tener por ejemplo ahora, desembocará en aumentar la posibilidad de resfriarse, porque toda enfermedad, no es otra cosa que un desequilibrio en nuestro organismo.
    En resumen por ello debemos consumir aquello que la tierra nos da en cada estación y siempre ecológico y lo más local posible, así le estaremos dando a nuestro cuerpo justo lo que necesita.
    Y las frutas, mejor en estaciones cálidas como el verano, y siempre con moderación par evitar grandes dosis de azúcar.
    Un saludo!!

    Gassho (gracias)


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay nada k perdonar...jeje...despistes tenemos todos!! :)
      Nunk había oído de ese vinagre...miraré en la sección asiática del Carrefour o sino online...Gracias x la sugerencia!! :)
      No tenía idea de lo de las frutas de temporada y demás....siempre me han aconsejado de temporada...pero x económico...no x otra cosa..jeje...es bueno saberlo!!
      Pues muchísimas gracias por toda la información tan detalla!!
      Un saludo!!

      Eliminar
  5. Hola Xaxa,

    yo que siempre me olvido de ponerlas en remojo, decidí triturarlas en seco y meterlas en tarritos de cristal junto a las especias. (Truquito para echar un ojo a ver qué le puedes echar)

    Utilizo como máximo una cucharada pequeña por persona en sopas, arroces, verduras... Vamos, que sólo las he usado cocidas.

    Y TE OLVIDAS DE LA SAL: porque al no haberlas lavado previamente ya traen su buena cantidad de sal. (Si ya las trituraste y las quieres lavar, puedes dejarlas en un colador en un vaso de agua)

    También hay una marca gallega que te vende una en formato en polvo.

    Mira a ver los porcentajes, porque hay un alga, no recuerdo cual, que tiene muchisimo hierro. Pero sabes que para absorberlo hay que mezclar el hierro, creo que con vitamina C

    Saludos. Y enhorabuena por el blog

    ResponderEliminar