jueves, 7 de febrero de 2013

Sushi de calabacín, relleno de shiitake, calabaza, y cous cous con bechamel de avena al toque de ajo y perejil…



Aquí os dejo la creación perfecta, para dejar con la boca abierta a vuestra pareja o invitado. Una rica mezcla de texturas, colores e infinidad de sabores, que saben sacar el mejor partido  de cada uno de los ingredientes que componen este plato, haciendo de su preparación y su degustación, toda una experiencia inolvidable para nuestros sentidos…
Estáis avisados una receta de alto voltaje para nuestro paladar, apta para grandes ocasiones!!


INGREDIENTES:
(A ser posible de procedencia ecológica)

6  Calabacines medianos ( si es posible coger los que tengan una forma lo más  enderezada posible)
1  Puerro grande
200gr de setas shiitake
¼ de Calabaza
Aceite de oliva virgen de primera presión en frío
Aceite de sésamo virgen
½ diente de ajo
Perejil fresco
Sal atlántica
2 vasos de bebida de avena
2 cucharadas soperas rasas de Maicena
½ vaso de cous cous integral de espelta

ELABORACIÓN:

1.  Lavamos los calabacines, rebanando una rodaja de cada lado, aprovechando al máximo, para tirar sólo lo indispensable. Acto seguido, partimos en tres partes cada calabacín (como si cortáramos en rodajas, pero de unos cuatro/cinco centímetros), intentando que cada trozo quede de una medida similar. Para ello es interesante que a la hora de comprarlos, hagamos una buena elección.

2.  Ahora toca la parte más delicada de la receta, vaciar cada trozo de calabacín, para quedarnos sólo con la piel propiamente. Para ello podemos utilizar un accesorio para vaciar verduras o en mi caso, lo conseguí resiguiendo el contorno interior de ambos lados con un cuchillo fino, pulsando después con el dedo, para sacar todo el corazón de la verdura de una sola pieza. En todo caso, os recomiendo que os toméis este paso con calma ya que representa el pilar más importante de la receta.  



3.  Una vez vaciados, cogeremos un cazo mediano, donde pondremos en su interior una pizca de aceite de sésamo y un centímetro de agua. Calentamos a fuego bajo, hasta  que el aceite empiece a desprender su característico aroma a sésamo (señal de que está listo) y con cuidado pondremos los calabacines previamente cortados y vaciados en posición vertical, quedando su parte agujereada mirando hacia el cielo. Espolvoreamos un pizca de sal por encima y tapamos para que se cuezan al vapor de forma muy lenta poniendo el fuego al mínimo.

4.  Recuperamos el vaciado de los calabacines y lo disponemos en un mortero, añadiendo una pizca de aceite de oliva y sal.  Acto seguido trituramos hasta conseguir una textura casi pastosa. Reservamos.

5.  Mientras se cuecen los calabacines, pasamos a preparar el relleno, para ello necesitamos cortar un trozo de calabaza, el puerro y las setas shiitake en cuadraditos muy pequeños, esto es importante, porque nos facilitará la tarea de crear un relleno que ligue mejor.  Una vez cortadas, dispondremos la mezcla en una sartén donde previamente habremos calentado un chorrito de aceite de oliva.   Tiramos también un poco de sal (sin pasarnos), y la pasta de calabacín que habíamos reservado en el mortero.  Mezclamos y tapamos cocinando a fuego bajo.



6.   En este punto si todo va bien, debemos tener por un lado los calabacines cociéndose al vapor  y en la sartén tapada, la mezcla de calabaza, puerro y shiitake.   

7.   Mientras, ponemos medio vaso de agua en un cazo a fuego alto, cuando el agua esté hirviendo, tiraremos la misma medida de cous cous y moveremos durante cinco segundos, acto seguido apartamos el cazo del fuego y veremos como el cous cous absorbe todo el agua, quedando cocido en cuestión de segundos.  Reservamos.

8.  Ahora, destapamos la sartén y añadimos el cous cous a la mezcla, a la vez que movemos y amasamos con ayuda de una espátula de madera, para que todos los ingredientes  queden bien mezclados y compactados.

9.  Apartamos el cazo de los calabacines del fuego, manteniéndolos dentro del mismo para que aguanten más tiempo el calor. Seguidamente también apartamos la sartén  y con ayuda de una cuchara pequeña de café vamos rellenando los calabacines con la mezcla de shiitake, calabaza, puerro y cous cous. Este paso también requiere una cierta paciencia y mucho cuidado, para no quemarse, ya que los ingredientes estarán aun a cierta temperatura. Una vez rellenados serviremos en un plato de forma horizontal como en la foto  y pasaremos a hacer la bechamel.

10.  Para bechamel, en un mortero ponemos una picada de perejil fresco, medio diente de ajo troceado muy fino y aceite de oliva. Trituramos, y una vez todos los ingredientes queden bien disueltos reservamos.

11. En una sartén ponemos dos vasos de bebida de avena y calentamos a fuego medio. Una vez veamos que ya coge cierta temperatura, añadimos dos cucharadas rasas soperas de maicena , removiendo sin parar con una cuchara o espátula de madera, para evitar que se formen grumos. A medida que se caliente observaremos como va espesando y es entonces cuando debemos añadir la mezcla de ajo y perejil del mortero, removiendo durante medio minuto obteniendo finamente, nuestra bechamel de avena con un toque de ajo y perejil para servir.

12. Para terminar, con ayuda de una cuchara, serviremos la bechamel por encima de nuestros sushis de calabacín y estaremos en la recta final de nuestro cometido.

13. Para finalizar, podemos acompañar el plato de una ensalada verde o en mi caso opté por unas verduritas al vapor al dente, espolvoreadas con un poco de gomasio.

Como consideración final, quisiera aclarar que es mucho más difícil explicar esta receta, que llevarla a cabo, puesto que todos los pasos son sencillos y muy rápidos de hacer. Todo y así , este plato está pensado para ocasiones especiales, donde el tiempo no es una barrera y el verdadero objetivo es crear una buena impresión. Y para que pueda quedar más clara, podéis visitar mi blog (elrincondeltenzo.blogspot.com), donde también la publicaré con más fotos a modo de esclarecer posibles dudas que pudieran surgir.
En todo caso, espero que disfrutéis preparando este plato, tanto o más que lo mucho que me he divertido yo creándolo para todos vosotros.

Buen provecho!

Gassho!

Sergi Gámez


2 comentarios: