jueves, 26 de septiembre de 2013

XAPATIS DE SARRACENO PASO A PASO



A petición de diferentes personas que me lo han pedido, hoy os muestro todos los pasos necesarios para elaborar xapatis, una preparación muy utilizada dentro de la macrobiótica por diferentes razones que ahora paso a comentar.
Los xapatis son una bendición para nuestros intestinos, así como la mejor opción para fortalecer nuestro organismo, sobre todo en aquellos momentos en los que nos sentimos débiles o faltos de energía, ya sea  tras haber llevado a cabo un esfuerzo físico desmesurado, o tras haber padecido alguna enfermedad, que nos ha dejado faltos de energía.
Para las mujeres, pueden ser útiles durante los peores días de la regla ( aunque si seguís una alimentación macrobiótica adecuada, dejarán de haber días malos ),o incluso para fortalecer su organismo de cara a un posible embarazo.
También son muy indicados para aquellas personas que están realizado alguna dieta muy estricta, como la nº 7 de Ohsawa, siendo posible tomarlos entre comidas, en aquellos momentos en que nos sentimos más débiles o faltos de energía.
Así que como veis, estos panecitos de sarraceno, son oro para nuestro organismo, ya que además de todo lo dicho con anterioridad, al estar elaborados con harina de trigo sarraceno nos aportan unos carbohidratos de mucha calidad, de los que podemos asimilar hasta el 70%, además de ser totalmente aptos para celiacos al no contener gluten.
El gomasio, que se encuentra entre sus ingredientes nos aportará una gran cantidad de magnesio, muy necesario para que el calcio pueda fijarse en nuestros huesos, así como un aporte importante de calcio.
En definitiva, creo que me podría pasar todo el día relatando las mil y una virtudes que se esconden tras los xapatis, pero creo después de todo lo que os he contado, vuestras dudas se deberían haber desvanecido, así que pasamos a prepararlos!


INGREDIENTES
(a ser posible de procedencia ecológica y local
(Receta apta para celiacos)

3 Medidas de trigo sarraceno
1 MedIa de agua
1 Medida de gomasio

ELABORACIÓN


1. En primer lugar, elaboraremos la masa, depositando en el recipiente adecuado las tres medidas de harina de sarraceno, seguida de una medida de gomasio y finalizando con una medida de agua. Es importante que seamos realmente precisos a la hora de tomar estas mediciones, de lo contrario tendremos problemas para conseguir una masa de calidad para realizar los siguientes pasos.

Apunte: Si no sabes como preparar el gomasio pulsa en el siguiente enlace donde te lo explico:



2. Mezclamos bien los ingredientes con las manos, poniendo especial atención en este proceso artesanal, de forma que finalmente nos quedará una masa compacta que trabajaremos a continuación.

3. A partir de la masa obtenida, la separaremos en partes iguales, siendo más o menos cada una de las partes la cantidad que nos cabe en una de nuestras manos.  Acto seguido, cogeremos una de las partes y la amasaremos primero con una mano y después con la otra, como si manipuláramos una pelota anti estrés, apretando y amasando hasta la masa tome una textura elástica.
Repetimos este paso con cada una de las partes que habíamos obtenido de nuestra masa inicial.

4. Cogemos una de las partes, y con ayuda de ambas manos, la hacemos rodar adelante y atrás, hasta conseguir que la masa tome la forma de  un bastoncito de más o menos 1,5- 2 cm de diámetro, y la largada que creamos conveniente dependiendo de la masa que tengamos..
Nuevamente, repetimos el mismo procedimiento con el resto de masas, hasta obtener una apariencia parecida a la de la foto.
Es importante que nos queden todos más o menos del mismo tamaño, para obtener una presentación más bonita y una cocción uniforme.


5. Finalmente los cortaremos tal y como se muestra en la siguiente foto, chafándolos un poco por el medio con el dedo y colocándolos en la bandeja o recipiente que utilizaremos para hornearlos.

Apunte: Por lo normal no se suelen pegar a la bandeja, pero para asegurarnos de que esto no sucede, podemos untar la misma con una pizca de aceite. ( sólo el justo, si excederse).



6. Para terminar, los meteremos en el horno durante 8-10 minutos ( dependiendo del horno) y una vez horneados, ya tenemos nuestros xapatis apunto para fortalecer nuestro organismo !

Apunte: Como consejo, siempre mejor consumirlos recién elaborados, ya que conservan su textura crujiente y su sabor es realmente delicioso y muy adictivo. A medida que los dejemos reposar, también estarán muy ricos pero no a su 100%.

Que aproveche!

Gassho!


Sergi Gámez

(fotos: Sergi gámez)







2 comentarios:

  1. Hola, me ha gustado mucho tu blog...super interesante y una cocina muy sana, sin duda...

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Ante todo enhorabuena por el blog, es muy completo e interesante...ahora una preguntita de una novata en esto de la macrobiotica....yo tengo trigo sarraceno en grano...si lo trituro, ¿sería como si fuera harina de trigo sarraceno?

    ResponderEliminar