viernes, 20 de marzo de 2015

La gran encrucijada entre la frontera que separa la medicina natural de la medicina convencional o alopática ¿A quién debemos seguir?





Sin duda alguna, tras el paso del huracán social, bautizado con el poco acertado nombre de " Crisis Económica Mundial"( puesto que yo lo catalogaría más en la línea de una clara crisis de valores), nuestra sociedad ha esgrimido un cambio integral, desde sus tejidos más profundos, que ha dado como resultado la instauración de un nuevo paradigma socio-económico y espiritual sin precedentes. Atrás han quedado infinidad de teorías convencionalistas, viejos mitos, y en definitiva, planteamientos obsoletos, dejando paso a un nuevo estado de pensamiento y actuación que nada tiene que ver con todo aquello que nos había venido dado hasta hace unos pocos años.

Este cambio de paradigma ha puesto sobre la mesa las nuevas reglas del juego, y más o menos conscientes, las hemos aceptado, con la esperanza de sembrar una nueva cosecha, que quizás pueda abastecernos de una serie de herramientas que nos permitan gozar de un futuro más próspero y esperanzador para nosotros y nuestros seres queridos.

Pero como en todos los cambios repletos de luces de prosperidad, también las sombras tienen su marco de actuación, puesto que como siempre digo, la dualidad de nuestro mundo, sigue presente en toda aquella manifestación del mismo, así que siempre detrás de toda luz, albergan infinidad de sombras, pues la vida es un conglomerado de matices, donde nada está de más, así que aunque en muchos casos tendemos a ver solo blanco y negro, en realidad entre ambos existe una extensa escala de grises y de tanto en tanto es bueno pararse a pensar que la verdad no es propiedad de ningún ser de este mundo, pues la misma es sólo una mera proyección de nuestro ego, así que cuanto más cerca nos sentimos de la verdad absoluta, más lejos estamos de la misma...

En todo caso, lo que si está claro, es que, este cambio de paradigma, ha acrecentado la aparición de muchas nuevas disciplinas en todos los campos, sobre todo dentro de la medicina o la alimentación. En mi opinión podrían dividirse en tres campos o grupos, donde en un primer grupo se situarían aquellas personas, que tras perder sus trabajos o sufrir un cambio o despertar de su conciencia, han descubierto su verdadero talento o misión de vida y lo han puesto al servicio de las personas que lo necesitaban. En un segundo grupo, encontramos a otra tipología de personas que han aprovechado la demanda y el desconocimiento social sobre algunos  temas, para aprovecharse de las personas, escondidos tras disfraces que les permiten articularse como pseudo líderes o gurús en algún campo concreto cuando en realidad están muy lejos de poder ayudar a nadie, al ser personas muy desequilibradas y carentes de estabilidad emocional. Y por último encontramos a aquellas personas que han invertido toda su vida estudiando una concreta disciplina desde un punto de vista más academicista y científico, y ahora ven como otras personas "en teoría para ellos menos formadas", parecen conectar mejor con su público objetivo, situación que les incomoda y les empuja a confrontarse con estas personas, desacreditando sus logros y argumentos a golpe de retórica intelectual, estadio, donde ellos se sienten más cómodos y respetados.

Llegados a este punto articularé este escrito en dos partes, una primera donde expongo unas pautas que nos permitan reconocer a cada uno de estos grupos, y una segunda parte donde a modo de opinión personal, daré mi punto de vista sobre aquello que podemos o no creer o seguir, cuando se trata de buscar una solución para algún tipo de problema en nuestras vidas, ya sea físico, psicológico o emocional.

POR SUS FRUTOS LOS RECONOCERÉIS 

FRUTOS DE UN DESPERTAR

Las primeras personas de las que os hablé con anterioridad, son personas nacidas tras un profundo proceso de despertar en un momento clave de su vida. Personas que siempre habían sentido que estaban en esta vida para algo más de lo que venían haciendo y un buen día tras alguna experiencia importante acontecida, decidieron dar un vuelco a todo lo que venían haciendo y re-inventarse, dando así un rumbo de 180º a sus vidas. Estas personas por lo normal se deben a una profunda necesidad de poner sus mejores intenciones y habilidades al servicio de otros que puedan necesitarlas, siendo su objetivo el de divulgar y transmitir conocimiento, sin la intención de hacer de esta nueva vía un gran negocio que les propulse a ganar grandes cantidades de dinero a costa de los demás, siendo más su objetivo, poder vivir de aquello que les apasiona, pues perdonad el inciso, pero no imagino una misión de vida, donde las palabras "pasión" y "entusiasmo" no tengan un claro protagonismo.

FRUTOS DE UN OPORTUNISMO LEJOS DE TODA ÉTICA MORAL

El segundo grupo, es muy sencillo de reconocer, pues son aquellas personas surgidas de la nada, que tras un discurso merecedor de seguidores, capaz de embaucar con cierta facilidad, consiguen atrapar a  cientos de personas bajo sus pies. Los mismos se suelen auto bautizar como maestros en la disciplina que tocan y como tales, merecedores de cientos de seguidores que les siguen con gran devoción allá donde estos van, como si de un séquito de fieles acólitos se tratara.
En mi opinión, aunque pueden tener algún tipo de parecido con los anteriores, son totalmente diferentes, sobre todo en sus intenciones. Mientras que los primeros, tienen una vocación más humanitaria y servicial, estos segundos, buscan en realidad llenar sus arcas monetarias a costa de aquellos que confían en su trabajado discurso, así que sus seminarios, cursos y otros actos, siempre implican un coste muy elevado, en muchos casos incluso abusivo. Por ello raramente los veréis de forma gratuita, o si esto procede, será sin duda alguna un mero señuelo, que más tarde esconderá una segunda entrega bajo un elevado coste.
Curiosamente, siempre me he preguntado como una persona que dice querer ayudar a los demás, sólo es accesible a los "necesitados", cuando existe dinero por medio, pues yo creo que todos nos intentamos ganar la vida, pero cuando de ayudar se trata, por lo menos yo sería incapaz de rechazar a una persona, sólo porque esta no puede pagarme...
Pero lo cierto es que este segundo colectivo está en alza, y cada vez son más los pseudo líderes que abanderan nuestra sociedad bajo estandartes de falsa esperanza e intenciones difusas.

FRUTOS DE UN PENSAMIENTO RACIONAL Y CIENTÍFICO

En tercer lugar tenemos al último grupo citado, aquellos de corte más intelectual y academicista, que un buen día tras leer cientos de libros y acumular varias carreras universitarias, postgrados y masters, salen a la palestra con la convicción de poseer la verdad absoluta.  Esto implica en muchos de los casos que pueden ser reconocidos, cuando intentan imponer su conocimiento al de los demás, dando múltiples argumentos de porque lo suyo tiene sentido y aquello que otros dicen sólo es fruto de su entusiasmo, pero está lejos de tener una veracidad "probada", ya sea por medio de estudios científicos  u otros  tratados de cierta relevancia dentro del panorama en el que "ellos" se mueven.
Es fácil reconocerlos, pues son personas con grandes dotes de gentes, que aparecen con mucha facilidad en medios de comunicación, prensa especializada y constantemente necesitan que todo el mundo sepa que tienen un estatus intelectual muy reconocido y elevado.
También son fáciles de reconocer porque siempre derrumban todas las teorías que se alejan de su forma de pensar, aun cuando muchas de estas teorías datan desde la antigüedad, muy anteriores a las teorías que ellos defienden, siendo estas últimas mucho más recientes y repletas de puntos que parecen no acabar de esclarecerse.


MI HUMILDE OPINIÓN AL RESPECTO Y ALGUNAS ACLARACIONES A TODO LO MENCIONADO CON ANTERIORDAD

Una vez nos encontramos en esta gran encrucijada, ¿a quién debemos creer o seguir, a los postulados más científicos y analíticos, o quizás la medicina alternativa puede ser una garantía para nuestras necesidades...?
En primer lugar y como punto más importante, lo primero que tengo que decir al respecto, es que los tres grupos anteriores, pueden tener características comunes entre si y no por ello, esto debe tomarse como algo negativo. Digo esto porque no quisiera que se entiendan los dos primeros grupos, como analfabetos o personas incultas, para nada quise decir esto.
En todos los grupos pueden existir personas con un nivel cultural muy elevado, con carreras universitarias, masters, postgrados y otras titulaciones regladas o no. Así como también pueden darse casos de personas que tienen una fuerte carga analítica y científica, pero también son muy dados a postulados espirituales, siendo además muy respetuosos con el resto de disciplinas. Es más en mi caso, la mayor parte de personas que conozco, son muy inquietos a nivel intelectual y conversar con ellos, puede ser de lo más constructivo. Así que insisto en este apunte, no quisiera que nadie entendiera que intento generalizar porque para nada es así.

Pero más entrando en material, lo que está claro es que para mí no existe nada bueno, cuando se haya en cualquier extremo. Esto es algo que he aprendido a fuerza de golpes y experiencias personales, por ser yo una persona muy entusiasta, tanto que en ocasiones he caído en el fanatismo de aquello que estudiaba o seguía con devoción. Pero esto me ha permitido a su vez, ver que como siempre suelo decir a muchos de mis alumnos durante mis cursos, la mejor fuente de conocimiento, es aquella que nos permite coger lo mejor de cada disciplina y adaptarla con éxito a nuestro estilo de vida, pues con seguridad, es donde vamos a encontrar nuestra zona de confort y bienestar.

Recuerdo hace unos años cuando estaba fuertemente arraigado a la meditación Zen y la macrobiótica. Me recorrí todos los maestros habidos y por haber de media geografía, buscando obtener todas las claves de estas disciplinas. Pero fue al comenzar a estudiar con Olga Cuevas, cuando entendí que me había fanatizado en exceso y que ello no me dejaba seguir evolucionando. En aquellos días yo tenía una visión más esotérica y espiritual de todas las cosas y ella me mostró una nueva vía más científica, analítica y a su vez Holística, que rompió todos mis esquemas. Así que de pronto las cosas no eran tan solo Yin o Yang, lo eran en esencia, pero había más vida detrás de estas dos palabras y mediante la aplicación de las teorías de la Medicina Tradicional China pude entender muchas cosas más sobre medicina, y por primera vez, incluso hacer un diagnóstico más acertado que por supuesto tenía como base la teoría del principio unificador  Yin / Yang, pero con muchos más matices.
Lo que está claro es que nunca se puede decir abiertamente que algo no funciona, sobre todo si se parte de la base de que se cree que no funciona por el mero hecho de que a esa persona en cuestión no le ha dado buenos resultados, así como en otras personas de su entorno.

Los que me conocen y conocen mi discurso, saben de sobras que yo no creo en la medicina convencional o alopática,  por que la misma acuña sus vías de acción en paliar los síntomas y no ataca directamente a las causas que originan la patología, así de simple. En segundo lugar porque la medicina convencional no tiene en cuenta los aspectos emocionales del paciente, solo los puramente fisiológicos, cuando está más que demostrada la conexión entre por ejemplo el hígado y las emociones. Y en tercer lugar y para mí el más importante, que la medicina convencional, esta en muchos casos demasiado influenciada por el poder de las corporaciones farmacéuticas. Así que no es de extrañar, que cada vez sean más las personas que se medican de forma crónica de por vida, o que se vea como normal que una persona tome hasta quince pastillas diarias para paliar los "síntomas" de sus dolencias o patologías.
Por supuesto no se me ocurriría decir que existen intereses por parte de algunos doctores y las grandes corporaciones de que enfermedades como el cáncer no acaben de poderse curar, pero lo más sorprendente y esto lo veo a diario en pacientes que me explican sus experiencias, es que a día de hoy, entre las indicaciones dietéticas ante un posible cáncer, mi sorpresa viene cuando les pregunto si su médico les ha prohibido algún alimento en concreto y todos me dicen que tras preguntar les han dicho que pueden comer de todo, cuando por poner un ejemplo, todos los alimentos que tienen factores de crecimiento (IGF-1), como por ejemplo los lácteos, son el combustible preferido de las células cancerígenas para poder proliferar y extenderse. Lo mismo pasa con el azúcar, nadie les dijo nunca que dichas células se alimentan de glucosa, así que estos pacientes consumen azúcar, sin saber que están alimentando la posibilidad de volver a tener otro cáncer en el futuro o empeorar su situación actual, triste pero está sucediendo...



Pero en el otro lado de la moneda, para que veáis que no intento abordar este tema desde una visión fanática, creo que la ciencia ha avanzado mucho a lo largo del tiempo y que hoy disponemos de técnicas de diagnostico muy avanzadas. Así que cuando un paciente me viene y me dice, como me está sucediendo últimamente, que alguien le ha puesto imanes en el cuerpo y le ha dicho que tiene anemia, lo primero que le digo es que pida hora en su médico para que le realicen una analítica donde se puedan ver reflejados todos los valores necesarios para saber si tiene anemia, ya sea ferropénica o megaloblástica, porque considero absurdo que nos fiemos más de un imán, que de una prueba extraída de nuestra misma sangre.
Otro tema muy diferente es una vez sepamos que tenemos con exactitud,  decidamos poner remedio mediante la Naturopatía o la medicina convencional. En ese caso, por supuesto yo siempre me alejaré de los fármacos y aconsejaré tratar ese problema desde la forma más natural posible, pues nada en este mundo es más eficaz que la misma naturaleza que nos creo, para sanar nuestras dolencias.

CONCLUSIÓN

Haced aquello que resuene dentro de vosotros, porque desgraciadamente todos los sectores comentados albergan sus sombras. 
Si nos negamos a tomar fármacos y nos hacemos dependientes de suplementos de herbolario, no estaremos haciendo un cambio en nuestras vidas muy significativo, pues ambos colectivos tienen que vivir y dar de comer a sus hijos, así que con la mejor de las intenciones, intentarán vendernos aquello que tienen en sus estanterías.

Por poner un ejemplo, en muchas ocasiones haciendo cola en una herbolario de mi ciudad, he visto señoras muy preocupadas pidiendo consejo a la dueña del comercio, por su bajo nivel de Hierro o Calcio. Automáticamente, las dependientas le han vendido una batería sin precedentes de suplementos de Hierro y Calcio, que ni falta hace que diga, baratos no son...
Pero lo triste es que dudo ninguno de estos suplementos les sirva en realidad, pues quizás su problema es tan sencillo como que por algún tipo de carencia o patología, son incapaces de metabolizar el Hierro o el Calcio, así que están tirando el dinero. Y en caso de que fuera un caso de carencia, también podrían aconsejarles que alimentos comer ricos en Calcio y Hierro, pues siempre el cuerpo asimila mejor las fuentes de nutrientes, cuando las mismas provienen de fuentes naturales no procesadas. Pero claro es normal, si la dependienta de esa tienda ha invertido mucho dinero en botes de suplementos, debe venderlos o perderá su dinero...¿Normal no?

Por esta razón y con esto termino este largo artículo, no hay que criticar a nadie, cada sector hace lo mejor dentro de sus posibilidades y nadie está obligado a visitar a un profesional u otro. Así que lo que algunos mal llaman intruismo, yo lo llamo libertad de elección, acción y expresión.
Pero lo que no podemos hacer es decir abiertamente que algo no funciona, sólo porque nosotros no hemos sabido transmitir esa disciplina adecuadamente o sin ir más lejos por alguna razón de cambio en nuestra vida, ahora pensamos diferente, y nos cebamos en enterrar una teoría que dos días antes defendíamos a capa y espada, pues en esta vida siempre he pensado que la tolerancia, es una muestra de gratitud y comprensión vital, así que señores,  vivan y dejen vivir, pues en este mundo por suerte, hay espacio para todos los colores !!

Un abrazo fuerte a todos y como siempre seguimos adelante!

Sergi Hogaku












No hay comentarios:

Publicar un comentario