jueves, 10 de agosto de 2017

¿TIENE LA AVENA GLUTEN O NO?

¿TIENE LA AVENA GLUTEN O NO?  


UNAS IMPORTANTES PRIMERAS PALABRAS

Antes de adentrarme de pleno en este tema tan delicado quisiera dejar claros algunos puntos que considero de gran importancia teniendo en cuenta que este blog no pretende ser otra cosa que un medio de difusión sin ánimo, de lucro, donde periódicamente expongo mi opinión sobre algunos temas relacionados con el mundo de la alimentación, pero que en ningún caso deja de ser puramente eso, mi visión de la alimentación, muy contrastada y producto de muchos años de dedicación profesional, pero todo y así no deja de ser mi opinión.
Con esto quiero dejar claro que en ningún caso me hago responsable del uso que se pueda hacer de la información aquí expuesta, ya que cada persona es un mundo y nunca se puede generalizar como si nada dando consejos de ambito global y quedarse tan ancho como hacen muchos otros.
Digo esto porque yo no gano nada por hacer lo que hago en esta página, lo hago por una simple razón, que no es otra que la gran necesidad que anida en mi interior de ayudar a todas las personas posibles en un complejo campo como el de la alimentación, que tan contaminado está por algunas personas, corporaciónes y en general el mismo sistema en el que vivimos, que lo único que vela es por sus intereses y no por los vuestros…
Ni soy un gurú ni lo prentendo, los que me conocen lo saben. Sólo busco pasar por esta vida e irme con la sensación de que mi existencia sirvió para algo más que alimentar mis propios caprichos materiales y egóicos. Algo que me apasiona a su vez y me hace sentir fiel a mis ideales de vida y ética personal.

EL PROBLEMA SERVIDO EN BANDEJA


Uno de los temas más controvertidos dentro del mundo de la alimentación es sin duda alguna el del famoso “gluten”, ya sea por que cada día son más los afectados por este fantasma que parece ser de todo menos bueno para nuestra salud, o porque parece que nadie acaba de ponerse de acuerdo sobre que alimentos contienen o no gluten, incluso cuando se han escrito cientos de artículos sobre ello y muchos de estos alimentos además pasan "supuestos" controles de calidad. Pero con cierta prudencia desde mi experiencia profesional puedo constatar que son muchas las personas celíacas que veo cada día más preocupadas por la impotencia de no tener claras esas pautas sobre que alimentos tomar o no, para evitar una accidental ingesta de gluten, que podría ocasionarles graves problemas de salud o incluso en el peor de los casos, consecuencias aun más graves como la muerte.

Por ello hoy me voy a centrar en uno de los cereales que más dudas alberga en aquellas personas afectadas por una intolerancia al gluten o directamente celiaquía, la famosa avena y todos su derivados, porque creo que se han vertido tantas informaciones a favor y en contra de este famoso cereal que al final los afectados ya no saben que pensar y eso genera a su vez múltiples miedos innecesarios que voy a intentar humildemente aclarar con algunos argumentos claros y fáciles de entender para todos, así que no perdamos tiempo y vamos a ver que podemos sacar en claro sobre este interesante tema que tantos quebraderos de cabeza ocasiona sobre todo entre las personas afectadas por los efectos en la salud del gluten y sus derivados.

¿ PERO QUÉ ES EL GLUTEN EXACTAMENTE?


Presente en muchos de los cereales más consumidos por la mayor parte de la población, el gluten actúa como elemento aglutinante, algo así como el cemento responsable de la consistencia elástica de las masas. A su vez es un agente gelificante y emulgente, que liga las moléculas de agua y por tanto funciona eficazmente como elemento estructurador. Precisamente estas propiedades son las que lo hacen tan apreciado entre panaderos, reposteros y fabricantes de este tipo de productos.
En 2005 entró en vigor la obligación de señalar la presencia de ingredientes que son causa de alergias e intolerancias alimentarias frecuentes. Entre ellos se cuenta el gluten y los cereales más comunes contenedores de gluten son: el trigo, centeno, cebada, escanda, espelta, triticale, farro, kamut y espelta verde entre otros. ¿ Però qué sucede con la avena?

¿ ENTONCES SI SOY CELÍACO O INTOLERANTE AL GLUTEN PUEDO TOMAR AVENA O NO?

Al final del artículo voy a dar mi punto de vista, pero por ahora para ir entrando a fondo en el tema vamos a considerar varios aspectos importantes que es necesario tener en cuenta tales como:

Procedencia y manipulación, una información vital

La información más importante para consumir avena sin preocupación, sobre todo en el caso de sufrir intolerancia al gluten, es la procedencia del cereal. La avena pura es naturalmente sin gluten ( por mucho que muchas personas intenten decir lo contrario ), sin embargo, la avena que encontramos habitualmente en el 99% de comercíos ( incluso en la mayor parte de tiendas de productos dietéticos ) con mucha frecuencia se  ha contaminado en el cultivo,  la cadena de manipulación y suministro. Esto sucede porque ya en su gestación en ocasiones es plantada junto a otros cereales que sí tienen gluten como el trigo o el centeno, quedando ya contaminada desde ese momento a un nivel embrionario. Más tarde para rizar aun más el rizo la contaminación se verá incrementada al manipular dicha avena en los mismos espacios de trabajo donde previamente se han tratado otros cereales contenedores de gluten, porque os puedo asegurar que muchas de las compañías más conocidas de productos biológicos cuidan muy poco esos detalles y luego se curan en salud añadiendo en el etiquetado de sus productos:  “ puede contener trazas de gluten ". Pero claro, para que iban a pensar que a las personas afectadas por algo tan serio les van ha hacer un flaco favor contaminando cereales que si pueden tomar como la quinoa y que por no tomar las medidas adecuadas les privarán de poder añadir a su alimentación ( como si no fuera ya complicado para ellos alimentarse correctamente ).

“Gluten free” una garantía de cierto peso pero claro…

En segundo lugar, cuando vemos un paquete de avena en el que el fabricante nos asegura que no lleva gluten y además viene correctamente etiquetado al efecto con el correspondiente sello, en realidad lo que se nos está diciendo es que ese cereal no se ha plantado junto a otros cereales contenedores de gluten y que no se ha manipulado en espacios donde también se manipulan cereales que si lo contienen, así que de alguna forma se refuerza la teoría de que en realidad la avena intrínsecamente no tiene gluten, pero claro ahí entramos en otro gran interrogante. Ya que si eres intolerante al gluten, como mucho en caso de no ser real esa información tendrás algún que otro problema digestivo pero poco más. En cambio si se trata de un celíaco las consecuencias pueden ser muy complejas, así que entramos en ese ámbito de responsabilidad personal, donde uno debe tomar sus propias decisiones, pero a sabiendas de como funciona el mundo en el que vivimos, fiarse o no de terceros en algo tan serio puede llegar a complicarse mucho, sobre todo si es la salud de nuestros hijos y familiares la que está en juego...

¿Entonces, porqué si está claro que instrínsecamente la avena no tiene gluten ( dejando claro que se hubiera cultivado y manipulado adecuadamente ), muchas personas afirman rotundamente que SÍ es contenedora de gluten?

A pesar de todo lo comentado, existe una verdad incomoda que debe ser conocida, pues tras ella encontramos la razón principal, de porque incluso en el caso de consumir avena sin gluten podemos tener molestias o ciertos problemas de caracter digestivo.  Esto viene dado porque La avena contiene la prolamina avenina, cuya cadena de polipéptidos trae a la memoria variedades de cereales con gluten. Por esta razón un reducido porcentaje de celíacos puede reaccionar sensiblemente a la avenina y es por esta razón también que algunos afectados por estas molestías han decidido eliminar por completo la avena de su dieta por segura que la misma sea en apariencia para ellos y por muy bién etiquetada que la misma venga.

Esto mismo se podría explicar de forma algo más técnica, y es que todos los cereales sean o no portadores de gluten tienen en su composición proteínas de al menos dos tipos diferentes que reciben el nombre de prolaminas y gluteninas. La cantidad de gluten presente en los diferentes tipos de cereales es variable. Pero aunque el nombre pueda presentar cierta confusión, son las prolaminas las que producen problemas de salud y no las gluteninas. Entonces si comparamos el gluten del trigo y la avenina de la avena obtenemos que en la composición del trigo la cantidad de prolaminas con gluten es de un 69% del total de sus proteínas; además en su gran mayoría son gliadinas, que son las más nocivas. En cambio en el caso de la avena el porcentaje está entre un 12 % y 16% del total de sus proteínas. Así que creo de nuevo los datos son más que significativos.

MI OPINIÓN PERSONAL Y ALGUNAS CONCLUSIONES A TENER EN CUENTA AL RESPECTO



Si yo fuera celíaco a día de hoy como veo la industria alimentaría, donde incluso la dedicada al sector biológico cada día me decepciona más NO tomaría avena de ningún tipo, por muy bién etiquetada al efecto que estuviera la misma. Porque entre tu y yo,  ¿realmente crees que vale la pena jugarse la vida por un alimento del que su veracidad depende de terceros, en un mundo donde todo se compra con dinero e incluso los controles más exaustivos pueden quebrantarse con cierta facilidad? creo que no hace falta ni responder porque ambos sabemos la respuesta adecuada…

Si fuera intolerante al gluten en cambio la cosa cambia y no dejaría de tomar avena a no ser que notara ciertas molestias tras su consumo. Siempre la compraría libre de gluten y en el caso de licuados vegetales de avena no hay negociación, estos serían siempre BIO. Y es que muchos saben que la avena es uno de mis cereales preferidos y a nivel nutricional aunque el arroz integral está mucho mejor visto por todos, para mí es la avena la joya de la corona por contener casi todas las vitaminas del grupo B, zinc, magnesio, proteinas y ácidos grasos no saturados, además de tener una proporción de fibra alimentaria especialmente elevada. Esta propiedad provoca sensación de saciedad, pero por otro lado, por su especial estructura de almidón es fácil de digerir. También es rico en beta-glucanos que ayudan a reducir el nivel de colesterol en la sangre y por consiguiente a reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. El ácido oleico y linoleico presente en la avena es importante para la función de algunos órganos, como por ejemplo, distintas partes del cerebro y la retina, así que como véis no estamos hablando de un cereal cualquiera si no de todo un manantial de salud que si podemos añadir a nuestra dieta mejor que mejor.

En el caso de intolerantes al gluten ( no hablo de celíacos importante ), mi consejo sería que se tomara en dosis pequeñas al principio, e ir subiendo el consumo a medida que se observe que la misma tiene un buen comportamiento en nuestro organismo y que no genera afectación alguna al mismo.

Bueno amigos, espero que la información aquí expuesta sirva para aclarar un poquito todo lo relacionado con este tema tan delicado y si además es de ayuda para alguien mejor aun, pues esa y no otra es mi intención.

Un saludo muy fuerte a todos y seguimos adelante!!

Sergi Hogaku


















No hay comentarios:

Publicar un comentario